Educación

El niño más educado de la fiesta de Navidad

children celebrating Christmas

En Navidad las comidas y cenas junto a familiares y amigos están a la orden del día.

Y, en estos banquetes, no solo participan los adultos, sino que los pequeños también suelen acudir a este tipo de acontecimientos donde se reúne toda la familia para festejar estas bellas fiestas.

Sin embargo, y aunque los más peques de la casa suelen ser la alegría de la huerta, en este tipo de acontecimientos muchas veces no se comportan como es debido, ya que el cansancio, el hecho de estar rodeados de adultos y las tardías horas a las que acaban las fiestas provocan que se sientan inquietos y alterados. ¿Cómo puedes evitar este tipo de comportamientos?

Niños escandalosos

Si tu hijo hace demasiado escándalo durante la cena y molesta al resto de comensales, lo mejor es que te lo lleves a un lugar apartado y le expliques que no está bien que estorbe al resto de presentes y que debe portarse educadamente. Pero no se lo digas delante de todo el mundo mientras le riñes, ya que le pondrás en evidencia y solo conseguirás que se porte aún peor.

Niños desordenados

¿Vas a celebrar la comida o cena de Navidad en casa de unos amigos o familiares? En ese caso, antes de salir de casa no olvides decirle a tu hijo que no debe desordenar las cosas de los demás. No obstante, si es un niño sumamente desordenado lo que puedes hacer es dejarle que lleve sus muñecos para que tanto él como el resto de niños puedan juntar los juguetes con alegría. De este modo, no armará un caos en la habitación de los hijos de tus amigos.

Niños dormilones

Si tu hijo acostumbra a irse a dormir muy temprano y sabes que a cierta hora de la noche empezará a armar escándalo debido al sueño, lo mejor es que intentes que la cena se celebre temprano. De este modo, podrás marcharte pronto del lugar y tu hijo podrá meterse en su cama antes de la medianoche.