Embarazo

El milagro de dar vida

pregnancy3

Los milagros existen. Cada nacimiento es un milagro, y ser el vehículo para traer al mundo a semejante expresión de la naturaleza, es un privilegio que merece ser celebrado a cada momento.

No debe existir orgullo más grande que el de la hembra que pare. Ella es la elegida para renovar el mandato de permanencia de la raza humana sobre el planeta Tierra, ¡nada más ni nada menos!.

Y mientras va pasando el tiempo y se va superando el juego de la crianza, es la que está facultada para asegurar que la raza continúe a través del propio individuo que ha gestado. Noble tarea la suya -tenga la edad que tenga- esta de ser MADRE.

Participar del milagro de la creación y no poner obstáculos a la obra que se define en su vientre, forma parte del gesto de fortaleza que la mujer aporta a la raza humana. Dueña y señora de una voluntad creadora incomparable, como madre es capaz de evolucionar de dócil hembra a combativa fiera, cuando se trata de proteger a su cría.

Y en cada evolución, aporta su alma. Hacedora creativa, sorprendente desde donde se la mire, por su grandeza, merece disfrutar de todas de las celebraciones, cada día de su vida.

Por lo tanto, en este blog en el que intentamos ayudarla en este dulce camino de la crianza, por qué no hacer un alto en el camino para mimarla un poco y decirle lo importante que es; ya que sin ella nada de esto existiría. ¿No lo crees?