Salud

El llanto incesante del bebé

mama-con-bebe-en-brazos

Ayer hablábamos del llanto del bebé y de lo natural que esto es, con la pequeña dificultad que le ponemos los padres primerizos al no comprender qué intentan comunicarnos. Para eso, y en tanto vamos aprendiendo el lenguaje de nuestros peques, vamos brindándoles algunas soluciones para salir de esos momentos que suelen ser bastante desesperantes.

Sostener al bebé en brazos es algo sumamente relajante para nuestro hijo, y esto es absolutamente lógico si consideramos que ha estado durante 40 semanas dentro nuestro, por lo tanto puede ser muy factible que simplemente eche de menos nuestro olor, el calor de nuestra piel o incluso el sonido de nuestra voz.

El contacto físico del bebé con su madre estimula los receptores de la piel que a su vez tienen un efecto calmante. Con esto no estamos insinuando que debes cargar al bebé en brazos todo el día, pero sí que puedes utilizar ciertos momentos, en los que con la ayuda de las mochilas canguros, puedes hacer tus labores teniendo a tu peque junto a ti.

Otro secreto infalible es hacerlo dormir acostado sobre nuestro pecho, donde pueda escuchar los latidos de nuestro corazón, este sonido es el más conocido que traen desde el vientre materno; verás con qué facilidad se tranquiliza en esta posición.