Educación

El lenguaje de los pequeños

el-lenguaje-a-los-dos-anos.thumbnail

¿Sabemos como ayudar a nuestros pequeños con su lenguaje? Es lógico que a todos nosotros nos gustaría que, a partir del primer día de vida, nuestros niños nos detallaran el motivo de los llantos o gritos. Pero aprender a comunicarse y sobretodo a hablar es un proceso extenso que los pequeños lo desarrollarán mejor si los ayudamos.

Aunque muchas veces sus palabras nos resulten graciosas, nosotros, los padres somos sus ejemplos y debemos pronunciar las palabras en forma correcta. No es bueno comunicarse con los pequeños con un lenguaje infantil que ellos emplean, ni hablarles con oraciones en las que omitimos algunas palabras. Si el pequeño nos dice “mamá agua”, nosotros deberemos responder “si, mamá te dará el agua”. Acrecentando las frases los niños aprenderán a comunicarse perfectamente.

Tampoco debemos expresarles a los niños que no los entendemos. Se sentirán defraudados si no pueden hacerse comprender. Es mejor que le preguntemos aquello que nos ha parecido entender y que el pequeño nos niegue o afirme si era eso a lo que se refería. A los niños como a cualquier otra persona, no les gusta equivocarse, y mucho menos que se lo hagamos saber. Para corregirlos será suficiente con que escuchen de que forma los adultos les repetimos correctamente cada palabra mal pronunciada.

No hay que forzarlos para que aprendan, no será muy estimulante para el niño interrogarlo continuamente en preguntas como ¿que es esto? o insistirle en demasía con “di papá” por ejemplo. Aprender a hablar y comunicarse tiene que ser un juego divertido para el pequeño y los padres. Si están cansados no los obliguemos a hablar y lo más importante es respetar los estados de ánimos cada uno de ellos.