Educación

El lenguaje a los dos años

el-lenguaje-a-los-dos-anos.thumbnail

 Aproximadamente a los dos años de vida, los papás comienzan a preocuparse por el lenguaje de sus pequeños. Muchos profesionales consideran que es muy pronto para preocuparse por el tema y generalmente recomiendan a los padres a ser más pacientes, dado que el pequeño hablará mejor y más con el transcurso del tiempo. A pesar de esto, no siempre resulta muy pronto para señalar algún posible retraso en su lenguaje. Una detección en forma temprana puede evitar pérdida de tiempo para su corrección.

Es necesario tomar en cuenta qué puede considerarse normal a la edad de dos años. El pequeño tiene que poseer un lenguaje que comprenda cerca de una docena de palabras, que se extenderán a trescientas o quizás cuatrocientas al acercarse a los cuatros años. Sin embargo habrá que poner especial atención si previo a los veinticuatro meses de vida no produce ningún vocablo o casi ninguna, o sea, si no pronuncia al menos veinte palabras, aunque realice gesticulaciones para lograr hacerse comprender.

Hay muchas causas por las que se puede registrar un pequeño retraso en su vocabulario. Las más comunes son los defectos para captar en forma correcta los sonidos o una disminución del oído. De igual manera debe tenerse en consideración que los pequeños puedan estar imitando a un familiar próximo con carencias severas en su lenguaje. También influye mucho toda la estimulación ambiental. Los pequeños pueden estar perfectamente alimentados y protegidos, pero tal vez les falten el necesario intercambio y contacto verbal si su entorno familiar no posee o no dispone de tiempo para dedicárselo a ellos o si este es algo conflictivo.

Los papás son los principales modelos para sus pequeños, si les nominan objetos, juguetes o señalan y relacionan entre sí todas las cosas a través del lenguaje, se les estará desarrollando su gran capacidad de atención y a su vez enseñándoles a sentir, poder pensar y sobretodo a lograr expresarse.