Salud

El cuidado de los dientes

mother teaching her daughter brushing teeth

Los dientes trituran, perforan, pican, cortan y muelen los alimentos. Los dientes representan estructuras duras y calcificadas, que se encuentran sujetos a los maxilares inferior y superior y poseen como principales funciones la captura de los alimentos y su posterior masticación.

En la etapa de la niñez todos los seres humanos disponen de veinte dientes que se denominan dientes de leche. A medida que las zonas maxilares se desarrollan, estos dientes son sustituidos por otros nuevos más grandes. En total son treinta y dos dientes y se les llama dientes permanentes. Para un perfecto cuidado de los mismos, existen algunas reglas que son ineludibles:

– lavarse los dientes todos los días.
– luego de cada comida
– después de ingerir cualquier golosina o postres azucarados
– el cepillado más importante es el que realizamos previo a dormir.
– si bajo alguna circunstancia no disponemos de un cepillo, debemos enjuagarnos la boca con agua muchas veces y comer alguna fruta en especial la manzana o también una zanahoria.
– no compartir el cepillo de dientes con ninguna otra persona.

Un buen cepillo de dientes para los pequeños puede resultar uno más bien blando y chico de dimensión y disponer de un mango lo suficientemente largo para poder alcanzar todos los rincones. Los mejores dentríficos contra las caries son los de crema con flúor. Si los pequeños realizan lo detallado anteriormente seguramente no tendrán que concurrir con frecuencia al odontólogo, pero aun así es importante consultarlo por lo menos una vez en el año.