Salud

El café afecta al peso de los bebés

latte macchiato with coffee beans on white

Aunque diversos análisis nos han permitido saber que los posos del café contienen antioxidantes, parece ser que esta excitante bebida no es demasiado buena para las embarazadas, ya que, según afirma un estudio del Instituto Noruego de Salud Pública, el consumo de café durante el embarazo puede afectar al feto.

Y es que, según las conclusiones extraídas tras la realización de este análisis, beber demasiado café estando embarazada puede provocar que el peso de los recién nacidos al llegar al mundo sea demasiado bajo.

Esto es debido a que la cafeína atraviesa la barrera de la placenta pero el embrión no tiene la posibilidad de inactivar las consecuencias que esta tiene sobre el organismo, lo que provoca que no nazca con el peso adecuado.

No obstante, esto no significa que no puedas beber café durante el embarazo, ya que podrás hacerlo siempre y cuando la ingesta de esta excitante bebida sea moderada. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que las mujeres que se encuentran en estado de buena esperanza no consuman más de 300 miligramos de cafeína al día, lo que equivale a una taza de café, aproximadamente.

En cuanto a la forma de llegar a las conclusiones de este estudio, el grupo de expertos que lo ha llevado a cabo ha realizado diversas investigaciones sobre la dieta de varias madres y el peso de sus hijos, un proceso que ha durado diez años y que ha permitido que, a día de hoy, las mujeres podamos mejorar la salud de nuestro bebé desde el periodo de gestación moderando la ingesta de café.