Moda y Complementos

El arte del patchwork en la manta

Quilt Patchwork Texture. Seamless Vector Pattern

Uno de los objetos que más quieren los peques son sus mantitas. Para protegerse del frío pero también para jugar con ellas, para retorcerlas, para arrastrarlas y para mimarlas. Cuanto más coloridas y ricas en formas y texturas, más inspiran su creatividad.

Con fotografías

Elaborar un edredón con fotos puede ser una alternativa diferente y original. A medida que tu pequeño vaya creciendo, se pueden ir añadiendo imágenes suyas al mosaico y ayudarle a generar sus propios recuerdos. Sólo tienes que llevarlas a imprimir a un establecimiento de revelado de fotografías o a una tienda de impresión y pedirlas en un formato de estampación similar al que se aplica con las camisetas. También se puede utilizar un papel especial para transferir encima del tejido e imprimirlo desde casa.

Con pañuelos

Para experimentar con el patchwork se pueden usar todo tipo de materiales. Imaginad un edredón hecho con pañuelos de tela, recuperando aquellos diseños que muchas veces quedan amontonados en nuestros cajones substituidos por los pañuelos de papel. Vuestro peque aprenderá a reciclar y de paso vivirá rodeado de años de historia. Sólo hay que coser los pañuelos, repasar con cintas, añadir fragmentos de puntillas y otros adornos que encontréis en la caja de costura. Y ya veréis que alegría para vuestros ojos y para los de vuestros peques. Ideal para transmitir tradiciones de grandes a pequeños. Un colchón bien mullido y totalmente original es justo lo que necesitan los pequeños ahora que llega el frío.

Para viajes

¿Y por qué no una manta de viaje, perfecta para llevar en el coche y tenerla siempre lista para  las ocasiones de picnic en familia? Aún hay tiempo hasta el verano, y se pueden ir acumulando ideas: animales y plantas con un fondo verde, mariposas rodeadas de flores, ríos que viajan de las montañas al mar… La imaginación de vuestro pequeño se desbordará en plena naturaleza, mientras juega y disfruta encima de su manta de variadas texturas y motivos divertidos y entrañables. Además, evitarás que tu peque pase frío.