Embarazo

El alcohol en el período de gestación

pregnant woman drinking wine

Cuando el bebé se encuentra en período de gestación, sus órganos vitales se están formando, todavía no tienen un desarrollo completo, por ello las sustancias que la madre ingiere le afectan directamente en su formación. El desarrollo en el útero se puede ver influido por cualquier alimento no conveniente para él, entre ellos el alcohol.

Si la futura madre ingiere esta sustancia daña directamente al feto, ya que es una sustancia nociva que atraviesa la placenta y le perjudica de forma directa. Los desechos llegan a permanecer en la absorción de lo que el bebé se va nutriendo durante largo tiempo.

Los daños que llega a ocasionar el alcohol en el feto llegan a ser algunos como las malformaciones, mutaciones, causa de aborto, daños cerebrales, defectos físicos… una serie de consecuencias que no tiene reparo.

El desarrollo del niño se realiza en dos etapas: macrobiótica y microsómica, es decir, lo que se ve y lo que no se ve. En su interior existen infinitas células que forman nervios, inteligencia, audición, vista, cerebro… todo aquello perteneciente a su persona para constituir su salud física. La ingesta de alcohol de la madre mientras el bebé se forma puede llegar a ser nociva, interviniendo en la formación de estas dos etapas, daños irreparables hacia su naturaleza humana, física y personal. Siguiendo los consejos de los especialistas, cualquier mujer embarazada debe evitar la toma de alcohol por muy mínima que sea como sistema de prevención futura hacia su futuro bebé.

Cualquier mujer que decide tener un hijo ha de ser consciente de que es su organismo el que está dando lugar a la formación de una nueva vida, por ese motivo ha de actuar de forma correcta y ejercer los cuidados necesarios para que tanto ella como su futuro hijo no sufran ningún daño si es posible evitarlo.