Educación

Educar en la solidaridad y la ética

Depositphotos_2539241_l

La navidad no sólo es una época de regalos y comidas, sino que es un buen momento para inculcar una serie de valores en los más pequeños en cuanto a la solidaridad y la ética. Si lo hacemos de mayores serán sin duda mejores personas.

Consejos

Lo mejor siempre es predicar con el ejemplo, por eso desde que son muy pequeños es recomendable que nos vean ser generosos, pero no sólo de forma económica, sino dedicando nuestro tiempo a los demás.

Debemos fomentar que el ambiente en casa sea positivo, sin imponer ni ser permisivo, ya que los niños pueden rebelarse o volverse caprichosos e insolidarios.

Hay que señalar que los niños casi siempre imitan a los mayores, por lo que conviene que vean la solidaridad como un aspecto más del día a día.

Siempre que tengamos oportunidad les explicaremos porque una cosa está bien o mal, intentando ponernos en la situación de los demás. De hecho la solidaridad está muy relacionada con la empatía, la cual es fundamental para un correcto desarrollo social y la integración adecuada en el colegio o en diferentes grupos. Por ello debemos fomentar que aprendan a compartir, a ayudar y a colaborar, tanto dentro como fuera de casa.

Cuando veamos una situación injusta o egoísta, y ya tengan la capacidad para comprenderla, debemos comentarla y ver juntos cuál sería la solución más justa.

Actuar con solidaridad

En todo caso lo mejor es explicarles la situación de las personas con problemas de diversa índole y si es posible actuar, como hacer donativos de comida y ropa y colaborar con diferentes causas y niños desfavorecidos.

Ahora en navidad es un buen momento para por ejemplo donar los juguetes y la ropa que ya no utilice, una forma para que aprenda a compartir y a comprender la situación de otros niños.

En la actualidad tenemos que educar más que nunca en la solidaridad para que nuestros pequeños sean mejores personas en el futuro. Por eso lo recomendable es practicar cada día, seguro que no nos faltan oportunidades.