Educación

Educa a tu hijo en dos idiomas

Educa a tu hijo en dos idiomas

En el mundo actual poseer conocimientos de varios idiomas es una característica más que deseable para nuestra vida. Estamos hablando que con varios idiomas, las puertas que se abren ante nosotros se multiplican de manera exponencial, tanto personal como profesionalmente. Cuando estamos educando a nuestro hijo, nos damos cuenta de la facilidad con la que adquiere nuevos conocimientos y en muchas ocasiones pensamos aquello de “cómo me gustaría aprender así de rápido”. ¿Por qué no aprovecharlo y darle a nuestro hijo esta gran ventaja del idioma?

El bilingüismo sólo posee características positivas y muy beneficiosas para nuestros hijos. La principal es el aprendizaje de dos idiomas a la vez, lo que se traduce a una doble posibilidad de comunicación. Poder hablar en varios idiomas significa también poder solucionar los problemas con dos culturas distintas. Porque no hay que olvidar que un idioma es cultura, por lo que también damos a nuestro hijo la posibilidad de verse influido por dos culturas, enriqueciendo así su manera de enfocar la vida.

Por supuesto, otras ventajas que posee el bilingüismo están estrechamente ligadas con la creatividad, la adquisición de conocimientos y a la forma de expresarse. Sin contar con que estamos cultivando el futuro de nuestro hijo, ya que su vida profesional se puede ver mejorada. Con idiomas puede trabajar en cualquier parte del mundo, si quiere.

Pero, ¿qué podemos hacer en casa? Y es que en nuestra propia casa podemos realizar diversas actividades y juegos para que nuestro hijo aprenda un idioma. Los niños saben lo que decimos no sólo por las palabras, sino también por los gestos y la entonación de la voz. Por ello, podemos señalar un objeto y repetir su nombre en los dos idiomas. De la misma manera con preguntas obvias, también se puede traducir de esta forma simultánea.

El material audiovisual tiene una gran importancia a la hora de educar a nuestros hijos en varios idiomas. Actualmente y gracias a la televisión o a portales de Internet como Youtube, podemos encontrar vídeos de series infantiles en distintos idiomas. De esta manera nuestro hijo se acostumbra al sonido y a la forma de hablar en otro idioma, al mismo tiempo que puede adquirir palabras nuevas.

Pero todos estos juegos deben apoyarse también en clases más estructuradas, como las que podemos conseguir en colegios bilingües o en academias donde se adapten los conocimientos a la edad de nuestros hijos. Es la mejor manera de que se asienten las bases para construir este dominio de varios idiomas.

Aunque la mejor manera y más eficaz de aprender un idioma es pasando una temporada en el extranjero. Cuando nuestros hijos son pequeños o jóvenes es muy beneficioso que acudan a cursos de inglés en Inglaterra o en Estados Unidos para que así realicen una inmersión lingüística completa y eficiente. Además, gracias a escuelas como ESL Colombia, los planes que se ofrecen se adaptan a las edades, compaginándolos con otras actividades como las excursiones o la práctica de deportes.

Que nuestros hijos aprendan idiomas es beneficioso ahora, pero sobre todo para el futuro.