Juegos

Disfraces fáciles y baratos que podemos hacer juntos

An illustration of kids in halloween costumes

A casi todos los niños les encanta disfrazarse y el verano puede ser el momento perfecto para que diseñen sus propios disfraces con cosas que tengamos en casa.

Una buena idea en el caso de las niñas es utilizar un pareo para hacer un bonito vestido. Si después añadimos flores a una diadema estarán preciosas. Un disfraz parecido y muy sencillo es el de hawaiana. En este caso sólo deben llevar el biquini, un collar de flores de papel que podemos hacer nosotros mismos y una falda utilizando simplemente un cinturón al que le añadiremos unas tiras de plástico.

Además podemos coger maquillaje que ya no utilicemos y pintar sus caritas con forma de gato o cualquier otro animalito.

Un disfraz que nunca falla es el de pirata. Tan sólo hemos de ponerle una camiseta a rayas, un pañuelo en la cabeza y pintar con sombra negra la zona de alrededor del ojo como si fuera un parche.

Los más atrevidos pueden disfrazarse de momia utilizando papel higiénico, aunque debemos procurar que la zona de los ojos y la nariz quede libre.

También podemos dibujar y colorear unas preciosas alas de mariposa en una cartulina y recortarlas. A continuación se añaden unas tiras con tela o lana para que puedan colgárselas en la espalda. En el pelo podemos poner una diadema a la que habremos añadido unas antenas hechas con cartulina.

Un disfraz muy sencillo es el de cocinero, para ello debemos utilizar una camiseta blanca y dibujar sobre la misma los botones  y la solapa. Después podemos hacer un gorro con papel y darle una cuchara de madera.

Y si queremos hacer un disfraz de princesa podemos diseñar una corona con cartulina y recortarla, añadiéndole brillantina y todo lo que se nos ocurra. Para el vestido bastará con una camiseta rosa y una pequeña falda de tul o una tela similar.