Salud

Deporte y discapacidad, una realidad compatible

Los que conviven con un niño discapacitado conocen de cerca la tristeza de no sentirse integrado, saberse diferente o de no poder participar en todo lo que participan el resto de los niños. En los casos en que los padres se han preparado para asistir a ese peque desde su nacimiento, ayudándolo a desarrollarse lo  más plenamente posible con estimulación temprana, integración y mucho amor; en esos casos la realidad puede ser muy distinta. Pero, a pesar de todo, esto también depende en gran manera de la sociedad en la que vivimos. Afortunadamente nuestra sociedad ha madurado mucho en los últimos años respecto a las discapacidades y la integración de personas discapacitadas en todos los aspectos de la vida cotidiana.

Hoy en día un niño discapacitado puede hacer prácticamente un alto porcentaje de las cosas que hace otro niño sin discapacidad, desde asistir a la escuela hasta practicar deportes; sea cual sea su discapacidad siempre habrá una forma de ayudarlo a cumplir sus sueños. Un claro ejemplo de esto es la jornada que se va a desarrollar en las calles de Madrid el próximo 20 de Mayo, organizada por Liberty Seguros y con la asistencia de cientos de familias dispuestas a demostrar un verdadero espíritu deportivo, solidario e integrador. Se trata de la Carrera Liberty.

En esta pueden participar adultos, profesionales o amateurs, niños y personas con discapacidades; lo que la convierte en un evento mucho más especial y emocionante, ya que no solo participarás junto a tu peque de un desafío deportivo, sino que además estarás demostrando con hechos reales la fuerza del amor y de la abnegación, compartiendo con otros esta experiencia maravillosa de ser todos iguales, sin importar las carencias del otro.

La inscripción se puede realizar online en a web oficial de la carrera o a través de su página de facebook o de su cuenta de twitter. El precio de la misma es de tan solo 8 euros los adultos, los niños participan gratis y todos con el mismo dorsal con el número 1, una demostración de compañerismo que va más allá del triunfo. Además de cada inscripción se destinará 1 euro para el proyecto “promesas paralímpicas”. ¡No te quedes en casa, participa junto a tu familia en este día maravilloso, y llévate el mejor de todos los premios: la sonrisa de tu hijo!