Salud

Dejar al bebé en la clínica y volver a casa sin él

¿Qué pasa por la mente y el corazón de una madre que, después de hacer todo lo que corresponde durante el embarazo y el parto, debe enfrentar el nacimiento de un bebé prematuro, y regresar a casa sin él? Es una situación muy triste y difícil de atravesar, pero hay un valor extra en la mujer que hace que podamos soportar esto y mucho más, sobre todo si sabemos mirar con optimismo el futuro.

Cuando un bebé debe permanecer en una incubadora debe hacerlo solamente él, para tener la asistencia de tiempo completo que requiere, y su madre debe ser dada de alta. Si bien podrás verlo varias veces al día para amamantarlo, no es lo mismo que irte a casa con tu hermoso recién nacido. En esta instancia es importante que tomes en cuenta que tu ansiedad afecta a tu bebé, por eso debes mantenerte tranquila y con pensamientos positivos.

Las visitas son un aliciente y a la vez un tanto desgarradoras a la hora de despedirse, pero siempre debes tener en cuenta que esto será solo por un breve tiempo, piensa en la felicidad que sentirás el día que lo cargues para llevarlo definitivamente contigo.

En estas instancias es muy importante el apoyo de la pareja y el resto de la familia, para que esa mamá no sienta temores infundados, y pueda pasar este tiempo de dificultad de la manera más saludable posible. Abraza y besa a tu bebé cada vez que lo veas y recuérdale (y recuérdate a ti misma) que pronto estarán juntos en casa.