Alimentación

¿Deben compartir los niños la mesa con los adultos?

Kids eating a healthy meal

Cada vez es más difícil que nos sentemos toda la familia a la mesa a la hora de comer. Por eso podemos aprovechar la navidad y las vacaciones para disfrutar de las comidas y cenas navideñas en familia.

Beneficios de comer en familia

Comer en familia fomenta los buenos hábitos, siempre que lo hagamos de forma correcta. Por eso es aconsejable que estemos pendientes de los niños para que vayan adquiriendo buenos modales desde pequeños y corregirles si fuera necesario.

Asimismo podemos transmitirle al niño buenos hábitos alimenticios, ya que si ven que nosotros comemos de forma sana ellos tendrán más probabilidades de hacerlo puesto que son grandes imitadores. Por eso es una ocasión perfecta para que nos vean comer verduras, frutas, pescado o legumbres y se habitúen a su consumo.

Es importante desconectar en la mesa del móvil o de la televisión para que podemos centrarnos en la familia y en la comida. Se ha demostrado que comer en familia, y no frente a la televisión, reduce el riesgo de obesidad.

Más ventajas

Otra ventaja de compartir la mesa en familia es que mejora la capacidad de comunicación, ya que es un momento perfecto para comentar cómo nos ha ido el día y preguntarle al pequeño cosas que son importantes para él. De este modo podemos mejorar su capacidad para comunicarse y tendrá más seguridad y autoestima porque se siente escuchado. Todo ello puede contribuir a mejorar su rendimiento académico y a reducir las conductas de riesgo en la adolescencia.

Y en navidad…

En la cena de Nochebuena y la comida de Navidad podemos hacer una excepción si hay más niños, por lo que es buena idea prepararles una mesa independiente decorada con motivos infantiles y hacerles un menú especial. De esta forma estarán entretenidos y se sentirán mayores por un día.