Moda y Complementos

De compras con un peque de dos años

de-compras-con-un-peque-de-dos-anos

 Comprarle ropa a Pilar que tiene dos años, no es nada difícil porque es muy tranquila; pero he salido con amigas y hemos tenido que combinar la inteligencia adulta, con la picardía de los peques, con un toque de paciencia, con mucho sentido del humor y una gran dosis de paciencia. Los días fríos son estupendos para pasear por el centro comercial y poder cambiar ciertas prendas del clóset tanto tuyas como las del peque.

Pueden invadirte los miedos y/o temores de solo imaginar esta salida, ponte una falda que si tu pequeño comienza a sujetarse de ella y tirar de ella (pues que sea entonces resistente), están en una edad donde los caprichos son uno de los modos de comunicarse … entonces lleno de energía y ansias por disfrutar de esa aventura fantástica junto a mamá. Debes saber que tendrá reacciones impredecibles o puede querer correr de manera imparable por el pasillo central o se asomará por las escaleras mecánicas o sacará los cojines de los sofás de la recepción de la librería central del lugar; aún así puede suceder que no quiera ponerse ni una sola prenda de la que tú quieres comprarle.

Te aconsejo que primero vayas tu sola al centro comercial y sepas que vas a comprar cuando vayas con él, para poder dirigirte a esa tienda, sin perder tiempo en dar vueltas mientras correteas detrás de él; si te organizas y tomas algunas medidas preventivas para esta salida entonces no resultará tan agotadora. Antes de salir (por más que te parezca que no tiene sentido) cuéntale donde van a ir y el motivo, tampoco es aconsejable que visites en horas muy concurridas el lugar con tu niño/ña (el mejor consejo como mamá que te regalo, es que vayas de mañana) porque después comenzará a quejarse de hambre o de sueño o esté irritable.

Debes tener en cuenta que el peque deberá probarse la ropa, busca prendas cómodas para que pueda desplazarse o que se quiten con facilidad, pues está en una etapa del desarrollo donde intentará valerse por sí mismo. Ten en cuenta que los peques crecen rápido y por ese principal motivo debes especular que una prenda semi ajustada, no le servirá en poco tiempo y él no sentirá comodidad; si es alérgico deberás fijarte que no sea lana que le pueda picar.

No pierdas la paciencia, disfruten la salida compartida y juntos plenamente, para finalizar la jornada puedes llevarlo al carrusell. No olvidemos que puede ser agotador pero anímate, es una salida donde podrán estar juntos.