Seguridad

Cursos de primeros auxilios para padres

Injured leg

En tanto que estamos criando a nuestros pequeños hijos hay cosas imprescindibles, tanto en el hogar como en nuestras salidas fuera de casa, por ejemplo, el botiquín de primeros auxilios, nunca debe faltar. Todos sabemos que nuestros peques están rodeados de peligros las 24 horas del día, afortunadamente la naturaleza es sabia y les ha dado una resistencia que nos asombra. Aunque lo cierto es que no hay niño que se salve de una caída, un golpe o una herida en su infancia. Por otro lado no olvidemos que los riesgos más grandes los corren en el sitio que más tiempo pasan: el hogar. Ya que estadísticamente está demostrado que los accidentes domésticos son el mayor peligro para nuestros peques.

Aprender a curarlos

Debido a todo esto se han generado en diferentes centros médicos cursos de primeros auxilios enfocados especialmente para padres, con el objetivo de que estos puedan actuar correctamente en el primer momento de ocurrido el accidente y en el tiempo que demoran en llegar al centro asistencial. Otro de los motivos por los que se crearon estos cursos es que un 30% de las consultas que se atienden en las emergencias pediátricas de estos establecimientos responden a caídas, golpes, heridas, quemaduras y ahogamientos.

Conocimientos para la acción

De esta forma, y entre muchos otros aprendizajes, los padres salen de estos cursos sabiendo inmovilizar una pierna o brazo ante una caída de bicicleta o cualquier otro tipo de accidente que afecte alguna extremidad del niño. Esta inmovilización casera es absolutamente rudimentaria pero permitirá que el peque llegue al centro asistencial en las condiciones adecuadas para ser asistido por el médico especialista. De la misma forma aprenderán a vendar, a curar una herida o a reaccionar correctamente ante otros accidentes.