Embarazo

Cuidados prenatales (II)

embarazo2

Continuando con lo que compartíamos en nuestro artículo anterior sobre la forma de proteger a tu bebé antes de su nacimiento de posibles infecciones prenatales, habíamos dicho que con todas las barreras inmunológicas activas, es poco probable que padezcas de una infección.

Pero algunas veces, a causa de enfermedades como diabetes, anemia, desnutrición, las barreras son menos efectivas y los gérmenes pueden infectar a tu feto a través de la vagina y cuello uterino, o a través de la placenta.

Cuando la infección comienza en la vagina y cuello, llega a las membranas de la bolsa de agua, impregnan el líquido amniótico y afectan al feto.

Esa es la vía más frecuente por la que se podría adquirir una infección por estreptococo grupo B, micoplasmas o clamidias. Pero lograrás prevenir cualquiera de estas infecciones haciendo un examen de flujo vaginal con cultivo, en el 8avo.mes de tu gestación, para evitar así la ruptura precoz de las membranas y un parto prematuro.

Por eso es muy importante que acudas a los controles médicos del embarazo desde el principio, y realices los estudios pedidos en tiempo y forma, para que desaparezcan los riesgos de enfermedad de tu bebé recién nacido.