Seguridad

Cuidados higiénicos en el entorno del bebé

Depositphotos_9862214_xs

Entre los muchos cuidados que tenemos que brindarle a nuestro bebé, uno de los más importantes es la higiene de todo lo que lo rodea, no debemos olvidar que estos son propensos a llevarse cosas a la boca y una cantidad de veces no llegaremos a tiempo para impedirlo. Una buena higiene del entorno del bebé nos ayudará a evitar todo riesgo de enfermedades infecciosas y alergias.

El bebé en el hogar

La casa es el lugar donde nuestro peque pasa la mayor parte del tiempo, por lo tanto esta debe ser un lugar seguro y limpio para que crezca fuerte y sano. Es por este motivo que al haber un bebé en el hogar la higiene del mismo debe ser mucho más exhaustiva que antes, especialmente en los sitios donde realmente se enfrentará a los riesgos antes enumerados, esto es, el suelo, los ambientes preparados para que juegue, la zona donde se prepara su comida y el baño.

Consejos de higiene

Limpiar con suma atención los suelos es una forma de combatir las bacterias que luego ocasionan infecciones gastrointestinales. Para quedar seguras de que el suelo está libre de esta contaminación es aconsejable pasar el aspirador y luego lavarlo con agua caliente y detergente. Otros objetos que necesitan una limpieza especial son los cojines, sofás y colchones, ya que ellos se encuentran los ácaros de polvo que producen reacciones alérgicas. La forma de evitar que proliferen es airear bien la casa y limpiar con profundidad una vez a la semana, incluyendo moquetas y alfombras. En la cocina, si no hay una higiene adecuada, se generan las bacterias patógenas que luego contaminan los alimentos, por eso es fundamental que se limpien todas las superficies de la misma con mucha atención.