Embarazo

Cuerpo perfecto tras el embarazo

eating healthy food

Durante el embarazo los senos se hinchan, el peso suele aumentar y la barriga se vuelve más grande mes a mes. Sin embargo, volver a tener un físico estupendo es posible si se llevan a cabo unos ejercicios posparto adecuados con los que tonificar los músculos y conseguir lucir un cuerpo perfecto tras el embarazo.

No obstante, justo después de tener un hijo no es conveniente que te vayas a correr durante horas por el campo o que te animes a practicar rafting, sino que, en un primer momento, lo mejor es llevar a cabo ejercicios suaves e ir subiendo la intensidad poco a poco.

De este modo, una de las primeras actividades que puedes llevar a cabo tan solo unos pocos drías después de haber dado a luz son los ejercicios de Kegel, muy relajantes e ideales para reforzar el suelo pélvico, una zona que pierde fuerza con el paso de los años y tras haber experimentado varios partos.

Por otra parte, una vez que haya transcurrido un mes desde que hayas visto nacer a tu bebé, ya podrás empezar a realizar acciones algo más intensas, como hacer footing o practicar cualquier otro deporte aeróbico que no sea especialmente intenso.

Asimismo, los estiramientos y la natación (sin intentar convertirte en David Meca) también serán ejercicios ideales para ti si los pones en práctica varias semanas después de haber dado a luz a tu pequeño, aunque, como te hemos comentado anteriormente, lo mejor es que empieces llevando a cabo actividades que no requieran de mucho esfuerzo para, poco a poco, ir aumentando su intensidad.