Juegos

Cuéntame un cuento, mamá

En los tiempos en que los padres tenemos cada vez más ocupaciones y dedicamos menos horas a la vida en familia, es hora de detenernos a replantearnos las prioridades. Muchas parejas están criando hijos que pierden los mejores momentos de su infancia entre apurones y situaciones familiares que solo deberían tener ocupados a los adultos. Por mucho que nos enorgullezca criar hijos maduros no debemos confundir esta capacidad con la pérdida de momentos que todo niño debe disfrutar porque son parte indispensable de la infancia.

Entre esos momentos se encuentra uno de gran disfrute para los más peques y que los padres solemos aplazar por exceso de trabajo y estrés, aunque no nos damos cuenta que esto es un derecho de nuestros hijos: imaginar, crear sus propias aventuras, cultivar lo imaginario. Todo esto además de ser enriquecedor es un placer que nuestros hijos disfrutan mucho más de la mano de sus padres, constituyendo un momento de unión incomparable.

Esto es, la hora del cuento; ya sea al acostarse como en algún momento especial del día según las rutinas familiares; este relato es algo mucho más profundo que simplemente escuchar una historia entretenida, para nuestros peques este es el rato que tú le dedicas, que apartas para él, que lo mimas.

Pase lo que pase, por muy cansada que te encuentres, tómate este tiempo de compartir con tu hijo un momento que los traslade al mundo de lo imaginario; con el tiempo verás que eres tú quien más agradecida estará de haberlo hecho. ;)