JuegosSeguridad

Cuando tu bebé se convierte en electricista

¿Tienes un bebé y ha comenzado a gatear? Entonces no tardará en convertirse en un electricista experto en detectar tomacorrientes, interruptores y enchufes varios. Esta es la etapa en que comienza el terror de las madres primerizas ya que desconocen que junto al desarrollo motriz, a los 9 meses de vida, todos los peques caen en las garras de esta curiosidad especialmente dirigida a las aplicaciones eléctricas.

Decíamos que es coincidente con los 9 meses porque es el tiempo en que el gateo ya es seguro y el niño comienza a pararse con apoyo; por lo tanto le resultará mucho más fácil apoyarse en la pared para jalar con alegría los interruptores lumínicos. Y entonces comenzará a darle a las teclas con la energía propia de un descubridor, encantado con el centelleo de las lámparas.

Y allí estamos los padres ante un nuevo aprendizaje, tapando tomacorrientes, quitando todo peligro de su paso y disfrutando de este nuevo misterio descubierto por nuestro hermoso peque. Pero para llegar hasta aquí antes habremos pasado por otras etapas. Algunos profesionales las denominan “la regla del tres”, ya que desde que el bebé nace hasta que llega al año de edad los cambios más importantes se dan cada tres meses.

Con lo que verás como a los 3 meses tu bebé puede levantar su cabeza aún estando panza abajo e incluso comienza a arrastrarse con la barriga pegada al suelo. A los 6 meses se mantiene sentado y comienza con el gateo. A los 9 meses se para con apoyo y se convierte en electricista. Para finalmente a los 12 meses echarse a andar.

Ya sabes, si tienes un bebé, prepárate para vivir todas estas maravillosas etapas. :)