Embarazo

Cuando comienza el crecimiento – Mes 4

cuando-comienza-el-crecimiento-mes-4

 ¿Tendrá los ojos de mamá o la de papá? ¿El color del cabello será de la abuela? ¿Y la nariz del tío?, y muchas más preguntas que pueden surgirte como consecuencia de que un bebé está creciendo dentro tuyo y te preguntas que es aquello que el niño/ña heredará de sus progenitores.

Durante el cuarto mes, puedes percibir sus primeros movimientos; el cuerpo se comienza adaptar al espacio, su cara está casi completamente formada, su piel es de tono rosado y aparecen sus primeras costillas y cartílagos. Sus movimientos son suaves y apenas perceptibles por su pequeño tamaño, ya ocupa la totalidad de la cavidad uterina y empuja el abdomen hacia adelante … está en pleno desarrollo.

A partir de este mes, puedes realizarte “la amniocentesis” que es un examen que te permite detectar anomalías en el feto, estudiando líquido amniótico del saco que rodea al feto, mediante la inserción de una aguja hueca en la pared abdominal del útero; no es un estudio que debas realizarte dentro de la rutina de los controles pre-natales, es un invasivo por el cual puedes optar. El cerebro sigue creciendo y desarrolla pliegues, las zonas presentan un mayor avance en esta etapa como las del control motor y la memoria, tu bebé también sigue formando aquella región que enviará los impulsos básicos cuando tenga hambre.

Te sentirás con más apetito y menos náuseas matutinas y seguramente te sentirás con más energía; en el bebé aparecen las uñas y huellas digitales, el pelo de la cabeza y las cejas, mientras que el intestino se comienza a llenar de una sustancia espesa secretada por el hígado y conocida como meconio que sólo expulsará después de nacer. Tu bebé comienza a oír,  lo que me permite percibir sonidos como el procedente de tu corazón, el líquido amniótico es importante porque lo protege tanto de los golpes provenientes del exterior como de los cambios de temperatura y los microbios.