Educación

Creando hábitos en nuestro peque

Muchas madres se quejan de los malos hábitos de sus peques, pero no son conscientes de que esto es una responsabilidad directa de ellas y de la forma en que se ha criado a ese bebé desde las primeras semanas de vida. Nada más sencillo que establecer horarios y hábitos en un bebé, pasadas las primeras semanas, estamos en el momento ideal para comenzar a establecer rutinas que luego favorecerán su desarrollo y la tranquilidad de toda la familia.

Uno de los hábitos fundamentales en el que se debe trabajar es en el del sueño. Luego del tercer mes el bebé ya está en condiciones de dormir toda la noche, por eso es fundamental que seamos los adultos los que establezcamos el horario de ir a dormir, de esta forma podremos organizar mejor sus horas de sueño y sus horas de vigilia.

El segundo de los hábitos primordiales en los que debemos ser sumamente firmes es en la alimentación, para que nuestro niño sea sano es primordial que su nutrición esté regida por hábitos alimentarios organizados. Todo recién nacido comienza alimentándose cada cuatro horas, pero eso debe ser respetado, por lo tanto debemos estar alertas para que no se pasen de horas en un sueño muy prolongado. Despertarlo a la hora de ser alimentado es un bien para nuestro peque, no dudes en hacerlo.

Finalmente, otro hábito que facilitará su crecimiento y rutinas es el del baño, te recomendamos hacerlo antes de dormir. El baño ayuda al bebé a relajarse, y así relacionará siempre esta sensación con la hora de descansar. Eso sí, nunca olvides las horas de vigilia de tu bebé para divertirte y jugar con él; ese es un hábito que lo hará muy feliz. ;)