Salud

Controversia por el nuevo calendario de vacunas

Immunization Sign

Numerosos pediatras de Atención Primaria reunidos en Madrid han mostrado su oposición  al calendario vacunal único implantado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Según los pediatras el calendario propuesto no mejorará la salud de los niños españoles. Además estos profesionales afirman que no se ha contado con su opinión.

El calendario vacunal único del Ministerio no incluye la vacunación frente al neumococo y la varicela. Estas vacunas antes estaban financiadas para todos los niños en algunas comunidades, pero a partir de ahora los padres tendrán que pagarlas o no estarán disponibles en las farmacias.

Según el vicepresidente de la AEPap, Carlos Valdivia, España y Portugal son los únicos países de la Europa occidental y del norte que no tienen incluida la vacuna del neumococo en el calendario de vacunación infantil.

Por otra parte, la vacuna contra la varicela evitó casi 125.000 casos cada año y carca de 6.000 hospitalizaciones entre 2008 y 2012. Es por ello que los pediatras no están de acuerdo con el hecho de desfinanciar dicha vacuna a los 15 meses, ya que supondrá un empeoramiento en la salud de los niños. Según los pediatras de Atención Primaria la vacunación se asocia con una disminución de la mortalidad en todas las edades.

Decálogo de las Vacunas

La AEPap ha presentado el Decálogo de las Vacunas bajo el lema “Vacúnale, protégele” con el objetivo de concienciar a padres y niños sobre la importancia de vacunarse.

Según el documento las vacunas son los productos más seguros usados en medicina y solo se aprueban tras haber superado controles y estudios. Además, la mayoría de los posibles efectos adversos son benignos, transitorios y fácilmente controlables.

En el decálogo se deja constancia de cómo las vacunas han colaborado en la erradicación y control de enfermedades tan graves como la viruela o la polio. Asimismo, previenen algunos tipos de cáncer y enfermedades degenerativas.

Los pediatras recuerdan que las vacunas son un derecho básico y que no debe negarse o limitarse su acceso a la población en base a criterios que no sean médicos.