Alimentación

Consejos para congelar la comida del bebé

Congelar la comida ya es cosa de todos los días para la gran mayoría de las mujeres, no solo por lo que significa para nuestra economía sino también por la comodidad que implica tener a mano lo que necesitamos para la alimentación de nuestra familia. Se pueden congelar carnes, algunos vegetales, comidas ya elaboradas e incluso frutas. Pero, ¿es seguro y conveniente congelar los alimentos de nuestros peques?

La comida del bebé congelada

Cuando pensamos en el alimento de nuestros bebés la inseguridad suele asaltarnos, sobre todo por falta de información. El desconocimiento del procedimiento correcto y sobre todo acerca de la forma en que estos se mantienen al estar congelados pueden ser motivos que nos han llevado a no recurrir a esta práctica tan común con el resto de las comidas. Es hora de erradicar viejos mitos, lo más importante que debes saber es que al congelar los alimentos de nuestros peques estamos favoreciendo a que estos conserven intactos sus vitaminas y nutrientes por mucho tiempo.

Consejos para congelar la comida del bebé

Es fundamental que el proceso de congelado se haga solo una vez y no se repita cuando esta ya ha sido descongelada, ya que de hacerlo estaremos favoreciendo el crecimiento de bacterias en las mismas. Para congelar siempre se deben utilizar recipientes estirilizados, en caso de utilizar bolsas de plástico deben ser las que se diseñan específicamente para estos procesos. Recuerda escribir en cada recipiente el nombre de la comida y la fecha en que la congelas. No te alarmes por la formación de cristales sobre ciertos alimentos, solo se trata del exceso de líquido que sube a la superficie. Si congelas papillas puedes guardarlas hasta 6 meses aunque se recomienda su consumo durante el primer mes para asegurarnos que se mantenga tan fresca como cuando ha sido elaborada.

Foto: Captura de sxc.hu