Moda y Complementos

Cómo vestir al bebé en verano

Happy baby girl

Los bebés que son muy pequeños o que nacen en verano deben vestir con tejidos adecuados para que su piel transpire y no pasen calor.

En general se recomiendan tejidos de calidad y naturales como el algodón y el lino porque son hipoalergénicos y ayudan a la transpiración del bebé. Por la noche la temperatura suele bajar, por eso es importante que el bebé lleve un pijama de algodón. Uno de los tejidos que podemos utilizar es el piqué, ya que no se arruga mucho, es muy elegante y deja transpirar la piel.

Es mejor no utilizar fibras sintéticas puesto que conservan el sudor y pueden producir reacciones en la piel, como erupciones.

Además la ropa no debe ser excesivamente ajustada y a ser posible sin mangas, aunque debemos proteger al bebé del sol procurando que cuando estemos fuera de casa esté a la sombra y utilizar por ejemplo una sobrilla en el carrito para evitar el exceso de calor y los rayos solares sobre su delicada piel.

Si vamos a la playa o a la piscina debemos ponerle protección solar alta y siempre debajo de una sombrilla y con gorro. Cada vez es más frecuente encontrar en las tiendas ropa confeccionada con tejidos que protegen del sol, ideal para los niños más mayores porque protege incluso su piel si se bañan.

Entre los básicos que necesitamos en verano para el bebé no debemos olvidarnos de los bodies de algodón, mejor de manga corta o tirantes.

Si el bebé acaba de nacer podemos ponerle calcetines calados para que los pies no estén fríos. También debemos llevar siempre con nosotros un arrullo no muy grueso o una rebeca fina por si bajan las temperaturas o entramos en un sitio con aire acondicionado.

Y un último consejo, lava la ropa nueva con jabón suave siempre antes de ponérsela para evitar problemas en la piel.