Moda y Complementos

Cómo vestir a los bebés cuando llega el frío

Depositphotos_32024215_xs

Nunca sabemos cómo vestir a los bebés cuando comienza a hacer frío. Hoy os damos las claves para que vayan correctamente vestidos y evitar efectos adversos como sequedad cutánea, eczemas, dermatitis y afecciones por virus.

Evita el exceso de frío y de calor

Normalmente los bebés que no se sienten cómodos con la temperatura suelen mostrarse inquietos, de hecho respiran más deprisa y probablemente también lloran más. Debemos estar pendientes de estas señales para ver si van correctamente abrigados, ya sea por defecto o por exceso de ropa.

Es bueno controlar la temperatura del bebé, sobre todo en invierno. Para ello observaremos el aspecto de su piel y le pondremos la mano en la nuca y el cuello. Tocarle las manos no es lo más adecuado, ya que pueden tenerlas frías por metérselas en la boca.

Si vemos que hace frío en la calle pero el niño va estar en un espacio interior donde hay calefacción no debemos abrigarlo en exceso. Por ello, lo primero es planificar qué planes vamos a hacer, si vamos a estar en espacios cerrados o exteriores con el bebé y llevar en su bolsa todas las prendas adecuadas para poder ponérselas a medida que las vayamos necesitando, como por ejemplo una mantita o un mono que le cubra todo el cuerpo. De todas formas es importante que los tejidos sean naturales y transpirables, ya que si sudan la humedad del sudor no se queda retenida entre la piel y la ropa.

Otros consejos

En muchos carritos podemos acoplar unos plásticos especiales que protegen del frío, la lluvia y la humedad, por lo que resulta un complemento muy práctico que apenas pesa y no debemos olvidar cada vez que salgamos a la calle en los meses fríos.

La ropa, más que por el diseño, la debemos escoger por su practicidad, es decir, nos decantaremos por las que sean fáciles de poner y quitar para que resulte más rápido cambiar el pañal, sobre todo si no estamos en casa.