Alimentación

¿Cómo se utilizan los extractores de leche?

Breastfeding for baby

Los extractores de leche, también conocidos con el nombre de sacaleches, son unos pequeños aparatitos realmente útiles para las mamás que desean alimentar a sus bebés con leche materna pero que no pueden amamantar a sus pequeños por diversos motivos.

Y es que son muchas las mujeres que, pocos meses después de dar a luz, se ven obligadas a volver al trabajo o a llevar a cabo otras actividades que las mantienen alejadas de sus peques durante varias horas al día.

Es aquí donde entran en juego los extractores de leche, ideales para sacar la leche de los pechos e introducirla en un recipiente con el fin de que otra persona pueda alimentar al niño sin necesidad de recurrir a la leche artificial.

Y, como son muchos los beneficios de la lactancia materna, hoy quiero explicarte cómo se utilizan los extractores de leche, unos accesorios que me parecen verdaderamente útiles para las mamás.

¿Cuándo se debe extraer la leche?

Si crees que no vas a poder amamantar a tu bebé durante todo el día pero quieres que el peque pueda aprovecharse de todas las bondades de la lactancia materna, lo mejor será que empieces a sacar la leche de tus senos tres semanas antes de la llegada del pequeño, ya que, además de que esta acción requiere de cierta práctica, durante los primeros días extraerás muy poca cantidad de leche.

La colocación

Para que utilizar los extractores de leche se convierta en una tarea sencilla, lo primero que tendrás que hacer será ponerte cómoda. Así que acude a un lugar donde puedas estar tranquila, lávate las manos y limpia muy bien el resto de utensilios que vayas a utilizar y empieza a extraer la leche con calma y paciencia.

Guardar la leche

Una vez que hayas extraído la leche, el siguiente paso será almacenarla, para lo cual puedes guardarla en la nevera tras introducirla en el interior de envases de plástico o vidrio, aunque también existen bolsitas especialmente diseñadas para conservar este líquido de la mejor forma. ¡Y no te olvides de escribir la fecha de extracción en cada uno de los envases!