SaludSeguridad

Cómo resolver 10 situaciones angustiantes

Hoy vamos a hacer una lista de 12 situaciones de peligro en el hogar, ese tipo de momentos para los que solo bastan unos pocos segundos por los que nadie quisiera tener que pasar jamás.

1.¿Qué hacer en caso de encontrar a tu pequeño en el fondo de la piscina?

Swimming LessonsEl instinto de protección, nos dirá que lo más conveniente es saltar urgente a la piscina a rescatar al niño.
¡Cuidado! No te equivoques, antes de saltar pídele a alguien que llame a Emergencias, luego agarra algún elemento flotante, cualquiera que encuentres a mano.
Y recién allí, sumérgete al agua.
Los niños en esta situación desesperante te jalarán hacia abajo, por eso tienes que sujetarte de un flotador; ya que, nunca lo olvides,  tú también estás influenciado por el pánico.

Situaciones como esta, lamentablemente suelen pasar; lo importante en todos los casos es que tengamos siempre presente que prevenir es mejor que curar.

agua hirviendo

agua hirviendo

 

2. ¿Qué hacer cuando se derrama un líquido caliente sobre la piel de tu hijo?

Colocar hielo es la respuesta errónea. Actúa inteligentemente y saca toda la ropa que tenga elniño encima, luego derrama agua corriente sobre la quemadura por diez minutos. Una vez realizado este paso, coloca sobre la piel  una gasa  ligera.

Colocar hielo o agua helada sobre la piel, produciría un efecto nocivo, sobre todo si ya hay una quemadura importante. Tampoco coloques aceites o manteca.

Llama al pediatra, coméntale lo sucedido y fíjate también si han aparecido ampollas.

 

3.¿qué hacer cuando perdemos de vista a nuestros niños en una gran tienda?

niño perdidoPrimero, no cometas el error de buscarlo tú solo, pide ayuda. Normalmente en las grandes tiendas los empleados que ordenan las góndolas, tienen un radio mediante el cual se comunican y el equipo de seguridad está siempre atento a los llamados.

Los empleados de las tiendas están entrenados para cerrar todas las entradas y salidas de las mismas ante el más pequeño problema, mas aún tratándose de la desaparición de un pequeño.

Busca en los lavabos y bajo las perchas de ropa, a veces juegan a las escondidas, y te pegas un severo susto por lo que finalmente será una inocente travesura.

Cuando encuentres al pequeño, demuéstrale lo preocupada que estabas y recuérdale que no debe alejarse nunca más de ti.

Si no lo encuentras pasado unos minutos llama urgente a la policía.

 

5.Encuentras a tu hijo con un frasco de medicina en la mano, y no sabes si bebió de él o no.automedicarse

Paso en falso: no esperes a ver qué reacción adversa pueda sufrir el niño.

Llama urgente al Centro de Toxicología más cercano, normalmente las cajas de las medicinas suelen traer esa información telefónica. Estos centros tienen paramédicos o personal entrenado para urgencias y atienden las 24 hrs. del día, durante los 365 días del año. Ellos te dirán de inmediato si la medicina es tóxica y si debes llevarlo o no a una sala de Emergencias.

Algunas drogas tardan mucho tiempo hasta que hacen efecto, por esta razón no se debe esperar, quizás después sea demasiado tarde.

Y por supuesto supervisa constantemente no dejar píldoras o jarabes dando vueltas. Las medicinas siempre deber ser guardadas en un sitio alto y, preferentemente, bajo llave.

 

 

6: Golpean a tu peque en la cabeza y cae al suelo inconsciente.accidente de niños

Lo que no debes hacer es levantarlo del suelo y llevarlo al hospital.

Quizás el niño haya sufrido una conmoción cerebral o espinal, por lo tanto no debes movilizarlo hasta que no lo vea el paramédico.

Habla a Emergencias, y coméntales cómo está el niño, cómo ha sido la caída, y cada detalle que recuerdes o que te hayan contado.

Asegúrate que tu pequeñín esté respirando, tómale el pulso y si no reacciona empieza de inmediato a hacerle respiración cardiovascular.

De todas maneras, sacúdelo suavemente, a ver si reacciona y pídele que diga su nombre o el nombre de su mascota, muéstrale tu mano que te diga cuantos dedos le estas mostrando o alguna de esas cosas básicas que se te ocurra en semejante momento de shock.

Y, por sobre todo, sé fuerte mamá, no entres en pánico porque tu hijo te necesita.

 

7.¿Qué hacer cuando a tu hijo le atacan las molestas alergias?

alergias de primavera

alergias de primavera

Para cualquier mamá es muy triste ver esas caritas tan pequeñas con los ojitos enrojecidos y la nariz hinchada.

Si el cambio de estación los hace estornudar constantemente, aquí te pasamos unos tips para ayudar a tu pequeño.

Recomendación: la ropa de cama, desde el cubre colchón, sábanas, almohadas, cobertores,  absolutamente todo lo que coloques sobre la cama debe ser hipoalergénico.

La humedad en el interior de la casa también es un punto muy importante a tener en cuenta a la hora de las alergias. Cómprate un deshumidificador, es una sana inversión.

Si tienes aspiradora, verifica que tenga un filtro HEPA, que succione todas las partículas por más diminutas que sean. Limpia seguido los filtros de aire de la casa, ya que allí se aloja infinidad de polvo.

Las soluciones que muchas veces escuchamos, como abrir las ventanas y tener mascotas de pelo corto, son erróneas, ya que al ventilar la casa solo estás dejando entrar gérmenes, en este caso enciende el aire acondicionado. Y respecto a las mascotas, báñalas lo más seguido que puedas con productos antialérgicos.

 

8. Qué hacer cuando tus hijos tienen una dolorosa infección de oídos.

otitis infantilLos más propensos a estas infecciones son los niños pequeños, de menos de seis años de edad, ya que el Tubo de Eustachio y el Sistema Inmune no han terminado de formarse.

Algunos consejos:

Lavar los oídos a menudo: el lavado manual con agua y jabón aleja los gérmenes que ayudan con la infección.

Si tienes un bebé, no le des el biberón acostado, porque hay más posibilidades que se le derrame líquido en sus orejitas.

Sácales el chupón, pues al succionar el tubo de Eustachio se abre y cierra y permite el libre acceso de bacterias.

No fumes delante de tus hijos, y no permitas que aspiren humo de cigarros, evita estar con tus peques en sitios donde haya personas fumando. Los expertos opinan que las toxinas debilitan el sistema inmune.

Obsérvales siempre los oídos, más aún cuando no responden a tus llamados, puede ser cierto que una infección no les permita escuchar bien.

Como verás son cosas muy sencillas de cumplir y con ellas estaremos evitando males mayores. Cuidar a tu peque es también prevenir posibles enfermedades. No lo olvides. ;)

 

9¿Qué hacer cuando a tus peques los pica una abeja?picadura de abeja

No todas las dulces criaturas de los dibujos animados son amistosas, algunas pican o incluso hasta muerden.

Las abejas son atraídas mayormente por los colores vivos y luminosos, por ejemplo el amarillo, y también por los aromas dulces, como el baño de espuma que usamos para el cuerpo o el shampoo, y claro está, por el azúcar y los dulces que a veces tienen los niños en sus manos.

Por estos motivos debes estar siempre atenta si hay un panal en tu patio o cerca, y mantener limpias la cara y manos de tu hijo.

Pero si, a pesar de todo esto la abeja lo pica igual, lo que debes hacer es raspar el aguijón hasta que salga con un cartón o tarjeta de crédito. No debes sacarlo con pinzas porque estas ayudan a dejar caer todo el veneno que tiene adentro. Luego lava la herida con agua y jabón y finalmente coloca un poco de hielo envuelto en tela.

Pero atención, si tu hijo tiene problemas al respirar o se ahoga, vomita o le da diarrea luego de la picadura, entonces llama urgente al medico.

Y un consejito extra: no lo críes con temores absurdos pero sí enséñale que algunas criaturas, por muy dulces que se vean en las caricaturas, pueden causarle dolor al atacarlo; aunque estos ataques no sean feroces es mejor estar prevenidos.

 

10.Cómo reaccionar cuando tu niño se ahoga con comida, bebidas o un juguete.peligro de atragantarse

Esta situación pasa muchísimo, y los adultos nos asustamos a veces más que los pequeños. Debemos creer en la sabiduría de la naturaleza y dejarlos que tosan para despedir  el objeto por ellos mismos.

No debemos bajo ningún punto golpearlos en la espalda, pecho o garganta, como tampoco introducir nuestros dedos en su boca, porque seguro empeoraremos la situación haciéndoles tragar  la sustancia  o ahogarse más aun.

Ahora bien, si tu hijo ya no puede hablar, respirar, llorar, ni toser; entonces llama a emergencias.