Moda y Complementos

Cómo quitar las manchas de la ropa de los niños

ketchup chocolate coffee wine food stains on a t shirt

Los niños se manchan fácilmente, ya sea con comida, barro, rotuladores o bolígrafos. Veamos cómo podemos quitar estas manchas.

Lo más importante para quitar las manchas es lavar la prenda lo antes posible. Si no podemos al menos debemos dejarla en remojo con agua y jabón.

Las manchas de vómito, heces o pipí son muy típicas de los bebés. En este caso conviene dejarlas en agua fría y aplicar un quitamanchas. Después lavaremos la ropa en la lavadora o a mano, dependiendo del tejido.

Las manchas de sangre se eliminan echando sobre la misma un chorro de agua oxigenada. Después se mete en la lavadora, siempre con agua fría, ya que el agua caliente fija la sangre en el tejido. El agua fría también es aconsejable para eliminar las manchas de frutas o tomate.

Otras manchas de comida, como las papillas, se eliminan dejándolas con agua caliente y jabón durante unas dos horas y después lavamos como hacemos habitualmente.

El chocolate, un clásico, se quita frotando suavemente la zona manchada con un paño húmedo y un poco de jabón, secándola después con un paño húmedo para disolver la mancha. Es importante utilizar agua limpia para enjuagar y luego secar la zona manchada lo máximo posible con un paño limpio.

En las manchas de helado debemos empapar la mancha en agua fría y frotar suavemente con una esponja antes de meter la prenda en la lavadora. En este caso el agua también debe estar fría, ya que el agua caliente puede dificultar quitar la mancha.

En las manchas de grasa, como las de aceite o mantequilla, debemos aplicar detergente líquido y frotar. A continuación lavaremos la prenda con agua muy caliente.

Una mancha de chicle se elimina pasando sobre la misma un cubito de hielo para conseguir que se endurezca y quitarla más fácilmente. También podemos meter la prenda en el congelador para conseguir que la mancha se haga dura. El pegamento se elimina con quitaesmaltes y después lavando la prenda en la lavadora si el tejido lo permite.

Para quitar una mancha de rotulador o bolígrafo podemos frotar con un algodón empapado en leche hirviendo o dejar la prenda en remojo con agua fría al menos diez horas. Las manchas de óxido de la ropa se quitan metiéndolas en agua y vinagre, a partes iguales.