Salud

Cómo proteger a los bebés del sol

Smile baby boy in blue

Aunque el astro rey tiene multitud de beneficios para los seres humanos, una elevada exposición al sol puede ser muy peligrosa para la salud, especialmente para los bebés, que tienen una piel muy sensible que hace que los elementos más perjudiciales de los rayos UVA les afecten en mayor medida que a los adultos.

Además, protegerse del sol no solo es necesario en verano, sino que también tendrás que saber cómo cuidar la piel en invierno y tomar ciertas precauciones si quieres proteger a tu bebé de los rayos solares.

Crema protectora

En el mercado podrás encontrar cremas solares para los peques con un elevado grado de protección que podrás aplicar sobre la piel de tu bebé varias veces al día, especialmente si acudes a la playa o a la piscina, momentos de máximo riesgo.

Nada de insolaciones

Durante el invierno, puedes proteger a tu bebé tanto del frío como del sol con un gorrito de lana que cubra su cabecita y evite que le afecten las agresiones externas. El verano, por su parte, será la época ideal para que tu pequeño luzca las gorras más originales y divertidas.

Ojos protegidos

La zona de los ojos es también muy sensible, por lo que será necesario que la protejas al máximo de los rayos solares. ¿Cómo? Pues regalándole a tu peque unas estupendas gafas de sol ideales para él con las que, además de estar sumamente protegido, pueda lucir un estilo gracioso y muy moderno.

Mejor con camiseta

Cuando llega el verano, son muchos los padres que dejan que su bebé lleve el torso desnudo para que no pase calor. Sin embargo, con esta práctica solo conseguirás que su dermis esté desprotegida y que los rayos del sol pueden dañar su delicada piel. Además, hoy en día puedes encontrar ropa con tejidos suaves para los bebés que evitarán que tu peque pase calor.