Seguridad

Cómo proteger a los bebés del frío

child and baby. winter 2

Con este frío siberiano que está azotando buena parte del territorio español, ya no es suficiente con saber cómo tener las manos hidratadas durante el invierno, sino que, si tienes un hijo, deberás conocer algunos trucos y consejos para evitar que tu pequeño pase frío durante estos duros meses donde la nieve, el viento y las heladas nos acompañan a diario. ¡Veamos cómo puedes proteger a tu bebé de las bajas temperaturas!

¿Salimos a la calle?

Aunque pueda sonar algo drástico, lo mejor será que, durante estos días de intenso frío, no salgas a la calle con tu pequeño a no ser que sea estrictamente necesario, ya que, de este modo, evitarás que las bajas temperaturas le afecten y no contraerá enfermedades tales como la gripe o un fuerte resfriado.

Vestirle a capas

Que tengas que abrigar a tu hijo durante el invierno no quiere decir que debas asfixiarle o provocar que sude. Por ello, lo mejor será que le vistas con capas. Así, cuando acudas a un lugar en el que la calefacción esté encendida podrás quitarle varias prendas para que no se muera de calor.

Los accesorios

A la hora de salir a la calle con tu peque, no podrás prescindir de una buena bufanda, unos guantes, un gorrito y una capota que proteja el carrito en el que lo transportes del viento, el frío, la nieve y cualquier otra clase de condición climática que provoque que los huesos de tu bebé se hielen.

Asimismo, las mantas y los sacos tampoco podrán faltar en tu arsenal, especialmente si vas a realizar un viaje largo, momento en el que deberás estar especialmente preparada para afrontar las climatologías más adversas.