Seguridad

Cómo organizar un picnic de verano

happy family

Hacer un picnic con los peques puede ser una buena forma de pasar el día y estar en contacto con la naturaleza. Además es una actividad que no supone mucho gasto, por lo que es ideal para estos tiempos de crisis.

Tenemos que buscar un lugar adaptado a los niños para que estén cómodos y puedan jugar sin riesgos. Además, en esta época del año debemos decantarnos por zonas donde haya sombra y sitios que despierten su interés, como un río o lugares con animales y plantas. Otra opción si vivimos en la ciudad es buscar un parque grande y fresco. También podemos ir a un pueblo cercano y recorrer los alrededores. Y si nuestra casa o la de algún amigo o familiar tiene jardín podemos aprovecharlo para hacer un picnic con los niños. Además en algunos sitios existen áreas recreativas para que los niños se entretengan.

El día anterior debemos dejar todo preparado, y si ya tiene edad suficiente podemos pedirle que nos ayude. Tenemos que llevar bastante agua y una cesta o bolso de mimbre con comida sencilla, como por ejemplo sándwiches, ensalada de patata, empanadas, quiche, pasta fría, macedonia… Para las bebidas y las comidas que necesiten frío tenemos que coger una neverita. En todo caso la elección de la comida dependerá de si vamos a comer o a merendar. Además tenemos que llevar vasos, platos y cubiertos desechables, aunque al final del picnic debemos poner los desperdicios en una bolsa de basura que habremos cogido de casa.

En cuanto a la ropa, tanto ésta como el calzado deben ser cómodos y tenemos que llevar una gorra y crema protectora para proteger del sol a los más pequeños…

Por otra parte podemos llevar unas sillas plegables o toallas para sentarnos, así como un mantel para ponerlo en el suelo.

Y no nos olvidemos de las actividades, podemos llevar un juego de mesa para que los niños descansen un poco después de comer, una pelota hinchable o unas palas.