Seguridad

Cómo ir a la playa con los peques de forma segura

Cute little boy in sunglasses sitting at beach

Quienes vivan cerca del mar y ahora que llega el calor probablemente empezarán a ir a la playa con los peques, pero debemos seguir unos consejos para que se diviertan con total seguridad.

Antes de ir debemos informarnos de las temperaturas, ya que si son bajas o muy altas no conviene acudir. También debemos informarnos de si la playa cuenta con todas las medidas de seguridad e higiene. Tenemos que procurar ir donde haya duchas, socorristas y banderas que indiquen si hay medusas u otros peligros.

Es importante que el día anterior preparemos todo. No debe faltar el protector solar elevado aunque el día esté nublado y que debemos aplicar de nuevo después de cada baño. Asimismo debemos ponerles una gorra, gafas de sol e incluso una camiseta para protegerles del sol.

Además si la playa no tiene sombrillas debemos llevar una, ya que el exceso de sol aunque lleven protector solar es muy peligroso y puede ser causa de insolación y deshidratación, por lo que también debemos darles agua bastante a menudo aunque no sientan sed. Se recomienda evitar las horas donde el sol es más fuerte, es decir de doce de al mediodía a cuatro de la tarde.

Es imprescindible llevar una neverita donde guardar el agua, que nunca debe faltar, y otros productos que necesiten frío, como los yogures. No nos olvidemos de las servilletas y de las toallitas húmedas, muy prácticas.

Nunca debemos dejarlos solos y tenemos que estar pendientes de ellos en todo momento. Un buen truco es ponerles una pulsera con nuestro número de móvil apuntado por si se pierden.

En el momento que vayan a bañarse tienen que ponerse flotador si aún no saben nadar, y aunque sepan es mejor bañarnos con ellos o controlarlos muy de cerca porque siempre puede haber corrientes o se pueden despistar, sobre todo si hay bastante gente.