Salud

Cómo hidratar a los peques en verano

Sunscreen for baby

Conocer las claves para hidratar a los peques se convierte en algo fundamental durante los meses de verano, ya que el calor y las fuertes temperaturas propias de esta estación provocan que la ingesta de líquidos sea vital para cuidar la salud de los niños.

Y es que, si te fijas, te darás cuenta de que los pequeños pueden pasar horas jugando sin necesidad de pedirte agua o de demostrar que tienen sed, ya que el hecho de estar entretenidos hace que se olviden de esa sensación que, en el caso de los adultos, nos obliga a ir a por una botella de agua de inmediato.

Es por este motivo que hoy quiero ofrecerte algunos consejos para que hidratar a los peques durante el verano se convierta en una labor de lo más sencilla. ¡No te olvides de ponerlos en práctica!

La importancia de beber agua

Para hidratar a los peques, no hay nada como darles un vaso de agua cada cierto tiempo para que gocen de una estupenda salud en todo momento. Para que te aclares con las dosis, lo mejor será que tengas en cuenta que los bebés de entre uno y tres años deben consumir alrededor de un litro de agua al día; los niños de entre cuatro y ocho años una media de 1,2 litros y que para los chavales de entre nueve y trece años lo mejor es ingerir un litro y medio de agua al día.

Otras formas de hidratar a los peques

Aunque beber agua es la mejor forma de hidratar nuestra piel y nuestro cuerpo, así como el de los niños, existen otras formas de hidratar a los peques. Para ello, no te olvides de incluir en su dieta vasos de leche y yogures líquidos, zumos naturales, helados preparados por ti misma y varias piezas de sus frutas favoritas. Si nos centramos en estas últimas, es importante destacar que la sandía, el melón y la piña son las más indicadas para hidratar a los peques debido a que contienen muchísima agua, aunque todas las frutas son buenas para la salud de los niños.