Juegos

Cómo hacer un collage

Colored construction paper

Este verano podemos pasar una divertida tarde en casa haciendo collages con los más pequeños de la casa, una actividad que les encantará.

En primer lugar debemos comprar unas cartulinas resistentes, tijeras y un pegamento para hacer esta manualidad. Después tenemos que seleccionar otros materiales o cosas que podamos emplear para hacer el collage, como papeles de colores, hojas de árboles, algodón, telas, flores, pegatinas, legumbres, pasta, lana, conchas, botones, plástico, papel de aluminio…

Se trata en definitiva de pegar diferentes materiales para crear una obra de arte. A los más pequeños tenemos que enseñarles a pegar, pero es importante que el pegamento o la cola no sean peligrosos, por ello es mejor elegir pegamento en barra o cola blanca, los más idóneos.

Debemos pedirles que piensen el algo que les guste especialmente y que lo dibujen para después ir rellenándolo con los materiales que prefieran. También pueden hacer un collage abstracto sin que haya una base definida, sino simplemente pegando lo que quieran en cualquier lugar de la cartulina.

Si queremos ayudarles podemos dibujar en la cartulina por ejemplo un árbol al que iremos pegando hojas de verdad. En el tronco del árbol podemos poner lana marrón o lentejas.

También los peques pueden recortar letras de periódicos y revistas para hacer textos dentro del collage. Otra opción es utilizar fotos que tengamos repetidas o hacer una fotocopia de las que más le gusten para pegarlas en el collage.

Una de las ventajas de hacer collages es que los niños  pueden experimentar con muchos materiales y desarrollar su creatividad e imaginación.

El collage también puede servirnos para que los niños aprendan a reciclar, ya que verán que podemos hacer “arte” con cosas que a lo mejor hubiésemos tirado a la basura.

Por último, una vez que esté seca la cartulina, podemos colgar el collage en su habitación.