Salud

Cómo evitar que tu bebé se atragante

Samir (3 months 13 days)

Cuando una persona decide tener un hijo, son muchos los aspectos que debe tener en cuenta para que su peque goce de una buena salud y se críe en un ambiente agradable y feliz.

No obstante, a veces esto no es suficiente, sino que, en ocasiones, los padres nos tenemos que convertir en una especie de profesionales de la sanidad y conocer, incluso, técnicas de primeros auxilios para tratar asfixias y atragantamientos, aunque lo mejor que podemos hacer es prevenir estas desgracias haciendo todo lo posible para que nuestro pequeño no se atragante. ¿Cómo? Pues poniendo en práctica estos consejos.

Cuidado con los objetos más pequeños

Los bebés no son conscientes del peligro que supone ingerir un objeto que ronda por la casa y, además, acostumbran a meterse en la boca todo lo que encuentran a su paso. Por ello, será importante que alejes las piezas más pequeñas de su lado para que no pueda hacerse con ellas, introducírselas en la boca y sufrir un atragantamiento.

La alimentación

Lo mejor será que, antes de que tu hijo cumpla los tres años, no le permitas comer frutos secos, aceitunas, caramelos, chicles y otros ingredientes pequeños o con diminutos huesos que puedan provocar que se atragante.

La hora de comer es para comer

Hay muchos niños que, mientras comen, se dedican a saltar, brincar y correr por todas partes, algo que no solo puede afectar a su digestión, sino que también puede provocar que la comida se desvíe hacia donde no debe y cause el atragantamiento del niño.