Seguridad

Cómo escoger un vigila-bebés adecuado

Baby monitor

Desde que se han inventado los intercomunicadores para controlar el sueño de nuestro bebé a distancia, muchos padres han podido descansar tranquilos ya que antes de esto temían no escuchar el llanto del peque. Sobre todo si tomamos en cuenta que durante los primeros meses solemos dormir bastante poco y las demandas de nuestro recién nacido suelen ser muy extenuantes. Lo cierto es que estos vigila-bebés ayudan a que el bebé ocupe su propia habitación mucho más pronto de lo habitual y que los papás puedan conciliar el sueño con mayor tranquilidad.

Ahora bien, entre las muchas ofertas que hay en el mercado se nos hace difícil saber bien a bien cuál escoger, por eso hoy te dejamos una lista con los tres requisitos básicos que un intercomunicador debe cumplir para ser confiable y efectivo:

- Fiabilidad: la única forma de saber que el producto que estamos a punto de adquirir es confiable es probándolo. Lo que debemos juzgar es que la recepción sea perfecta, que no tenga interferencias o escuchas infiltradas. Para estos casos nada como la tecnología digital. Otro punto a tomar en cuenta es que posea un indicador de batería baja y un sistema de aviso para cuando la comunicación se interrumpa, sea cual sea el motivo del fallo.

- Comodidad: no nos compliquemos con artefactos llenos de controles y funciones que no necesitamos y que solo harán más engorroso su uso, o quizás no nos permitan llegar a controlarlo como es debido. Lo fundamental es que sea un aparato sencillo y fácil de operar. Dos funciones básicas son el control de volumen y un mando a distancia.

– Portabilidad:
si bien la mayoría de los padres lo utilizan a la hora del descanso, también es algo muy útil para esos momentos en que tu peque descansa y tú aprovechas a hacer labores de la casa que te mantendrán alejada de su habitación. Para esto muchos de ellos vienen con un sujetador para que lo lleves prendido de tu ropa o sino puedes simplemente colgarlo con una cinta.

  • miniland baby

    Yo me he comprado el intercomunicador de Miniland y ha valido la pena, ya que es un aparato de gran calidad, con tecnología digital, y nunca me ha fallado.