Salud

Cómo cuidar la zona del pañal

Mother with baby

Durante más de dos años los bebés tienen que utilizar pañal, por lo que es muy probable que en algún momento sufra irritaciones o erupciones. Veamos qué cuidados debemos seguir.

Lo más importante es mantener al bebé seco, por eso los pañales se deben cambiar frecuentemente. Es mejor utilizar pañales desechables y muy absorbentes para mantener en lo posible la piel seca y reducir las infecciones que causan la mezcla de pipí y caca en esta zona.

Si hace pipí debemos limpiarle siempre que le cambiemos con una toallita húmeda o con una esponja y un poco de agua tibia. Si hace caca podemos utilizar además un jabón muy suave y, dejando siempre secar muy bien a continuación. En todo caso nunca debemos frotar ni restregar fuertemente la zona porque si no se puede irritar.

Si queremos evitar reacciones en la piel lo mejor es aplicar después de limpiarle y secarle un poco de crema protectora, sobre todo si lleva entre sus ingredientes óxido de zinc porque ayuda a protegerle de la humedad. Es mejor no utilizar talco porque siendo tan pequeños pueden inhalarlo y entrar en sus pulmones, lo que es peligroso.

Si observamos que el bebé tiene una erupción en la zona del pañal, algo que suele pasar, lo mejor es mantener el culito y los glúteos muy limpios y secos, por ello debemos retirar delicadamente cualquier resto de pipí o caca con una toallita suave para bebés, sin alcohol y sin perfume, y un poco de agua caliente.

También es aconsejable no apretar demasiado el pañal para que no roce tanto la piel y la irrite, especialmente de la zona de los muslos y la cintura.

Y un último consejo, si es posible debemos dejar un rato al día al bebé sin pañal sobre una toalla para que la zona descanse y le dé el aire.