Salud

Cómo cuidar a un bebé prematuro en el hogar

Sleeping baby

Saber cómo cuidar a un bebé prematuro es una tarea complicada que requiere de mucha dedicación y de unos conocimientos determinados para conseguir que el pequeño crezca sano, fuerte y con muchísima energía.

Y, aunque en su estancia en el hospital el pequeñín está totalmente atendido, en el hogar las cosas cambian. ¿Necesitas algunos consejos para cuidar a la perfección a tu hijo una vez que hayáis llegado a vuestra vivienda? ¡Sigue leyendo y descubre cómo puedes hacerlo!

Controla su respiración

Muchos niños prematuros sufren cambios muy bruscos en la forma de respirar y, en estos casos, es necesario acudir al médico. Pero antes de ello es importante que controles la respiración del pequeño observándolo, controlando su número de respiraciones por minuto, mirando el movimiento de su tórax y escuchando los ruidos que hace al coger aire.

Identifica el llanto de tu bebé

Aunque los niños recién nacidos suelen llorar varias veces al día durante algunos minutos, deberás aprender a identificar su llanto, ya que, aunque en ocasiones este puede deberse a que tiene hambre, sueño o el pañal sucio, otras veces puede producirse por otros motivos. ¿Qué hacer si el bebé no deja de llorar? Lo mejor será que acudas al médico para que observe a tu pequeño y te diga qué es exactamente lo que le pasa.

Una buena alimentación

Los pequeñines que nacen antes de haber pasado un total de nueve meses en el vientre materno necesitan alimentarse de un modo especial, ya que suelen succionar la leche de su mamá en intervalos más continuados que el resto de bebés. Asimismo, si optas por darle biberón lo mejor será que elijas una tetina especialmente blandita.