Seguridad

Cómo cuidar a un bebé de entre 0 y 3 meses

Newborn Baby Girl On Towel

Cuando un recién nacido llega a un hogar, nos sentimos como una niña con un muñeco nuevo que hace todo lo posible para que no se estropee.

Y es que los bebés son tan frágiles que, al cuidarlos, es necesario tener multitud de elementos en cuenta para no dañar su delicado cuerpecito.

Es por ello que, si quieres saber lo que no debes hacer con un recién nacido de entre cero y tres meses, lo mejor será que prestes atención a estos consejos con el fin de que puedas convertirte en la mejor madre del mundo.

Cuidado con su cabecita

Si sientas a tu bebé, comprobarás cómo su pequeña cabecita se va hacia atrás, ya que su espalda no dispone de la suficiente fuerza muscular para sujetarla. Por ello, deberás aguantarla en todo momento para que no sufra ningún tipo de lesión.

El instinto de succionar

El hecho de que los recién nacidos estén preparados para alimentarse a base de la leche de su madre provoca que nazcan con el instinto de succionar. No obstante, esto no quiere decir que solo absorban la leche a través del pezón, sino que intentarán succionar todo lo que se acerque a su boca. ¡Cuidado con los objetos peligrosos!

Lo agarran todo

Cuando los bebés llegan a los tres meses de edad, acostumbran  a sujetar entre sus manos todos los objetos que encuentran a su alrededor, aunque no son capaces de soltarlos por su propia voluntad. Es por ello que deberás vigilar a tu pequeño y hacer todo lo posible para que no encuentre objetos dañinos a su paso.