Celebraciones

Cómo celebrar un cumpleaños en la playa

Depositphotos_49275461_l

Muchas personas pasarán sus vacaciones en la playa, un lugar perfecto para organizar un cumpleaños infantil diferente y muy divertido.

Es importante celebrar el cumpleaños a última hora de la tarde para que no pasen calor y podamos disfrutar de la agradable brisa del mar. Además, habrá menos gente en la playa y no molestaremos a los demás.

Lo primero es hacer la lista de los niños que queremos invitar, aunque a veces los primos y sus mejores amigos son suficientes. Les podemos pedir que vengan vestidos de blanco o a rayas marineras y que lleven chanclas para que luego puedan descalzarse cómodamente en la arena.

Los platos y los vasos desechables los podemos elegir de pececitos o con un aire marinero. Podemos poner una mesa plegable y servir un menú sencillo, como sándwiches variados, galletas, batidos, macedonia de frutas, limonada, agua… Pero para que todo se conserve bien conviene llevar neveras portátiles con hielo que mantengan la temperatura adecuada de los alimentos y las bebidas. Y siempre es mejor no servir postres o tartas con nata o crema, ya que el calor puede estropearlos. Por eso una buena opción es comprar una tarta de golosinas, un éxito seguro, o hacer un bizcocho sencillo.

Además debemos llevar juegos para que los niños se diviertan, como pelotas hinchables, aunque también podemos organizar un concurso de castillos o una olimpiada en la playa.

Una  buena idea es llevar toallas para que luego podamos limpiarles los pies o utilizarlas para que se sienten si les apetece. Asimismo es importante que los niños traigan una muda, seguro que más de uno se va al agua… A los adultos podemos pedirles que traigan una silla plegable para que estén más cómodos.

Y siempre debemos llevar algunas bolsas de basura para recoger todo y mantener la playa limpia.