Educación

Cómo ayudarle para que no tenga faltas de ortografía

Anonymous pupil hand writing homework

Es importante que estemos pendientes de los niños desde que empiezan a escribir para que no cometan faltas de ortografía, algo que les beneficiará en su vida futura.

Uno de las recomendaciones más efectivas para que los niños no tengan faltas es la lectura. Si desde pequeños se acostumbran a leer cuentos, siempre en un ambiente relajado y sin ruidos, se irán familiarizando con las palabras al tiempo que las memorizan sin darse cuenta y sin que suponga una imposición. Además podemos comprarles libros donde tengan que hacer juegos de palabras como las sopas de letras, los crucigramas infantiles…

Si un niño escribe o dice mal una palabra, aunque sea pequeño, hemos de corregirle para que  no la interiorice así, aunque siempre debemos mostrar una actitud positiva y sin humillarle.

Otra opción son los juegos de mesa, como el scrabble en versión infantil, que además de divertido sirve para que aprendan a formar palabras. Podemos jugar en familia a este juego e ir corrigiendo al niño si comete algún error. También existen cuadernillos de caligrafía que pueden hacer por ejemplo durante las vacaciones o en los ratos libres.

En el caso de los niños más mayores debemos procurar que conozcan bien las reglas de ortografía y de acentuación. Muchas veces cuando empiezan a utilizar el ordenador u otros dispositivos los niños, y muchos adultos también, piensan que no es necesario seguir las reglas ortográficas, pero esto no debería ser así.

Una buena idea es comprar un diccionario infantil para que aprendan a buscar palabras cuando tengan dudas sobre cómo escribirlas o sobre su significado. También les podemos pedir que nos escriban un cuento o regalarles un diario para que se acostumbren a escribir.

Y un último consejo, si un niño tiene faltas puede deberse a problemas de visión, por eso debemos llevarle al menos una vez al año al oftalmólogo.