Educación

Cómo ayudarle para que empiece a hablar

Talking baby

Cada niño es diferente, aunque desde que son bebés pueden imitar ciertos sonidos, lo que les prepara para el habla.

Los bebés se expresan primero a través del llanto, ya que es la única forma que tienen para comunicar que tienen hambre, sueño o dolor. Un poco más tarde empiezan a balbucear y a imitar sonidos, sobre todo a partir de los siete meses. Es fundamental que las personas que están con el bebé le hablen siempre de forma suave, de hecho un bebé de sólo cuatro meses ya puede empezar a reconocer las voces de quienes le rodean.

Hay bebés, aunque no es lo habitual, que empiezan a hablar antes de los diez meses, aunque cada uno es diferente y tiene su ritmo. Normalmente las niñas empiezan a hablar antes que los niños y a partir del año ya empiezan a decir sus primeras palabras. Además, las niñas suelen tener menos problemas en el desarrollo del lenguaje.

Si queremos que el bebé hable no tenemos que forzarle, lo mejor es jugar y hablar mucho con él, siempre con una sonrisa y explicándole todo lo que nos parezca interesante. También podemos enseñarle palabras señalándole objetos o partes del cuerpo para que las aprenda, algo que hacemos la mayoría sin darnos cuenta y que resulta muy útil. Tenemos que ser receptivos y escucharles con atención y cariño cuando pronuncien sus primeros sonidos y palabras, ya que así irán ganando seguridad y querrán seguir aprendiendo.

Otra forma divertida para que aprendan a hablar es intentar cantar juntos una canción o contarles un cuento con un libro adecuado a su edad, mejor de tela, con sonidos o dibujos para que les llame la atención. También podemos jugar escondiéndonos y preguntándole dónde estamos para que aprenda a localizar la procedencia de los sonidos.

Cuando el peque comience a decir sus primeras palabras o frases debemos corregirle pero siempre con delicadeza, repitiendo la palabra de forma correcta pero sin regañarle ni decirle que está mal.