Educación

Cómo ayudar a tus hijos a hacer los deberes

Grandmother with granddaughter looking at globe

A la mayoría de niños no les apetece hacer los deberes cuando llegan a casa tras un duro día en el colegio.

Sin embargo, conseguir que tu pequeño lleve a cabo estas tareas es fundamental para que pueda gozar de una estupenda formación.

Por este motivo, hoy queremos darte algunos consejos sobre prácticas nada recomendables que, aunque son seguidas por muchos padres, deberás evitar si deseas que tu hijo haga los deberes, aprenda y desee seguir estudiando.

El espacio adecuado

Que tus peques hagan los deberes mientras ven la televisión, haces la cena o sus hermanos corretean por la habitación no resulta nada productivo, ya que las continuas distracciones provocarán que el pequeño pierda la concentración. Por ello, es importante que habilites un espacio tranquilo en el que tu pequeño pueda llevar a cabo todas sus actividades escolares.

Hacer sus deberes

Haciendo los deberes de tu hijo no conseguirás quitarle esa pesada carga de trabajo que tiene todos los días, sino que evitarás que aprenda y que adquiera una disciplina. En el colegio existen ciertas obligaciones que el niño debe cumplir y que serán la base de la forma de desempeñar su trabajo en un futuro.

Atenderles en todo momento

Si tu hijo te pide que le preguntes la lección o que le ayudes con los deberes, préstate a hacerlo siempre que puedas, ya que, además de ayudarle a asimilar conocimientos, harás que estudiar se convierta en una tarea sencilla, amena y nada farragosa.

Las actividades extraescolares

Aunque es importante que tu hijo haga deporte, toque un instrumento o aprenda idiomas tras salir de la escuela, intenta no abusar de las actividades extraescolares si no quieres que, al llegar a casa, se sienta agotado y sin ningunas ganas de hacer los deberes.