Salud

¿Cómo aliviar los cólicos en los bebés?

como-aliviar-los-colicos-en-los-bebes

Cuando el llanto es prolongado y no hay causa médica, posiblemente se trate de cólicos; este problema lo padecen la mayoría de los recién nacidos (en diferentes intensidades) hasta las seis semanas y van desapareciendo a medida que el bebé desarrolla los órganos de la digestión hasta los tres meses. Esto hace que el peque se ponga nervioso y el contexto también, por ello procura tomar ciertos recaudos al momento de la alimentación sea con biberón o materna.

Recuerda procurar que haga provecho al finalizar la toma y si es propenso/sa a los cólicos puedes ayudarlo a que en la mitad de la ingesta también haga uno, puede que lo manifieste con un estridente y abrupto llanto al “dolor de no poder liberar los gases “. Pon a tu niño/ña boca abajo con el abdomen sobre tu antebrazo y tu mano en su entrepierna y con suaves golpecitos en la parte baja de su espalda o puedes apoyarlo boca abajo con el pecho sobre tu hombro.

Todos los bebés lloran, pues es su manera de comunicarnos que algo les incomoda, por eso aplicar un poco de calor en la zona ayuda a aliviar los cólicos que se producen también por una mala técnica de alimentación: que amamantes al niños acostada o en cantidades superiores a las indicadas por el pediatra (en exceso), hacerlo de modo tranquilo y relajado, que manifieste intolerancia a la lactosa o alergias alimenticias u otras particularidades del niño. Para calmarlo uno de los ejercicios más tradicionales es acostarlo boca arriba (o de costado) en la cama, tomar con cada una de tus manos cada una de sus piernas y las doblas mientras empujas hacia el abdomen una y otra vez.

Te darás cuenta también porque al ser un dolor abdominal, las características de reconocimiento son fáciles y la sintomatología es rutinaria: llanto agudo de repente, se pone colorado y flexiona sus piernas hacia su vientre o también puede girar sobre un costado quedándose en la posición mencionada. Enseñale a tu bebé a respirar durante la lactancia para que aprenda el ritmo de la respiración para que no tome aire y le cause cólicos y para que no se atragante.