Moda y Complementos

Cómo ahorrar y aprovechar la ropa de los niños

collection of children's clothing

La ropa en los niños dura muy poco, ya que la estropean o se les queda pequeña en apenas unos meses. Por ello podemos seguir unos consejos para ahorrar un poco en la ropa de los peques.

Es importante comprar sólo lo necesario, ya que es una pena que no utilice la ropa y se quede en el armario, como suele suceder en el caso de los bebés muy pequeños, y más en verano. Cuando nace un bebé seguro que nos regalan mucha ropa, pero si vemos que no nos gusta, que le va a estar pequeña en poco tiempo o que no es nada práctica lo mejor es cambiarla por prendas que realmente vayamos a ponerle, como bodies o pijamas.

Debemos aprovechar las rebajas para comprar todo lo necesario, ya que los descuentos suelen ser bastante buenos. Además podemos comprar básicos para la siguiente temporada, como camisetas, pijamas… Y siempre que nuestro presupuesto sea ajustado es aconsejable comprar prendas en colores básicos y sin muchos estampados, ya que no pasarán de moda y serán más fáciles de combinar.

Hace unos años los niños aprovechaban la ropa de sus hermanos y otros familiares, una opción que en estos tiempos es muy válida y con la que podemos ahorrar sobre todo en prendas que suelen ser más caras y que todavía se encuentran en buen estado. Asimismo hay tiendas de segunda mano, que también ofrecen sus servicios en internet, y donde además de ropa podemos encontrar todo lo necesario para los peques, como carritos, cunas…

En los cumples de los niños si nos preguntan qué necesitan también podemos pedirles una determinada prenda, como zapatillas de deporte o un chándal, que seguro que utilizan y siempre vienen bien.

Si una prenda como un pantalón o un jersey se ha roto la podemos arreglar cosiéndola o utilizando rodilleras o coderas. Si el arreglo es más complicado es mejor ir a una tienda de composturas de ropa donde la dejarán como nueva. Por otra parte, en el caso de que se haya roto un pantalón por la zona inferior siempre podemos aprovecharlo para hacer un pantalón corto.

También es una buena idea guardar, por si se nos rompiera otra prenda, partes de una prenda rota que podemos aprovechar, como botones, cremalleras, telas…