Salud

Cómo actuar si el niño tiene insomnio

Bad Dreams

Un niño con insomnio tiene problemas para dormir y se suele despertar varias veces por la noche, por lo que es un sueño de poca calidad que le afectará al día siguiente.

Las necesidades de sueño son diferentes dependiendo de cada niño. En el caso de los bebés, cualquier cambio en su rutina o una novedad puede afectarles a la hora de dormir.

La causa en los niños más mayores puede deberse a unos malos hábitos del sueño, por eso merece la pena invertir tiempo y esfuerzo para enseñarle unas nuevas pautas. En el caso de que esté acostumbrado a que acudamos a su cuarto o que venga al nuestro cuando no puede dormir, debemos cortar cuanto antes esta situación. La falta de sueño también puede deberse a estrés, como problemas en el colegio, el nacimiento de un hermano o la separación de los padres, en cuyo caso tenemos que hablar con el peque y mostrarle nuestro apoyo, aunque puede ser muy útil la ayuda de un psicólogo infantil.

La higiene del sueño consiste en poner todo lo que podamos por nuestra parte para facilitar el sueño. Una de las medidas más efectivas es procurar que la habitación del niño tenga la temperatura adecuada y esté oscura, ya que así será más fácil que el niño coja el sueño. Si el niño fuera muy miedoso podemos dejar un piloto de luz encendido. Si sufre ansiedad por separación de los padres lo mejor es darle un peluche para que se sienta más seguro.

Los niños con insomnio no deberían dormir siesta a partir de los tres años para que así duerman mejor por la noche. Es importante evitar los horarios irregulares, es decir, se debe ir a dormir y despertarse a la misma hora, incluso en vacaciones o los fines de semana.

Los niños hiperactivos también pueden tener problemas para dormir, por eso este trastorno debe detectarse y tratarse lo antes posible.