Educación

Celos ante la llegada de un hermano

cui_celos

Algo que todos los padres debemos enfrentar en la crianza de nuestros hijos, siempre que hayamos decidido tener más de uno, son los celos entre hermanos. Esto que suele presentarse en la familia como un problema es algo absolutamente normal, lo que sucede es que muchas veces los padres no sabemos cómo enfrentarlos y manejarnos ante ellos.

El consejo más sano es que tomemos esta situación con la mayor naturalidad posible y una importante dosis de tranquilidad; aunque también hay algunas pautas que debemos conocer para que esta evolución que nuestros hijos deben transitar sea realizada de la mejor manera posible.

Para ello veamos qué hacer ante los distintos tipos de celos que experimentan según la etapa que les toque vivir.

- Durante el embarazo:

* Hacer que el peque participe de todos los preparativos para la llegada de su hermanito.
* Compartir con él la experiencia de las ecografías.
* Mostrarle fotos de cuando estabas embarazada de él y contarle anécdotas sobre su propia llegada al mundo.
* Hablar de esas cosas que seguramente él no se anima a preguntar, como por ejemplo dónde dormirá el hermanito o si podrá seguir trayendo amigos luego del nacimiento.
* Mantener un equilibrio en las compras para el bebé que va a llegar y el peque que ya tenemos.

Los celos una vez que ha nacido el bebé:

* Organizar un tiempo diario con el hijo mayor sin la presencia del bebé.
* Hacer también el tiempo para que el peque mayor pase con el padre, respetando las actividades que compartían antes del nacimiento.
* Permitirle que ayude en el cuidado del bebé. Pero nunca de forma obligada.
* Manejar las situaciones que se dan con la familia cuando vienen de visita, para que no le den toda su atención solamente al bebé y también tengan el trato habitual con el hijo mayor.
* Permitirle guiar el carrito de paseo por aceras anchas, con el debido control de los padres.

Y aunque nos parezca que todo podría terminar acá, la verdad es que todavía hay más etapas que atravesar y lo mejor será siempre estar preparados y con las herramientas necesarias para manejarnos de manera que nuestros hijos pasen ese período de celos de la mejor manera posible y rodeados de nuestro amor y contención.

Los hermanos sufren este inevitable dolor de los celos por la llegada de ese nuevo integrante de la familia que amenaza con desplazarlo y robar la atención y los mimos de los padres.

Esto es, los celos entre hermanos cuando ya son más grandecitos y el bebé deja de serlo:

- El bebé deja de ser el peque quietecito que no toca nada para comenzar a invadir los espacios de su hermano mayor y tomar todas sus cosas, es función de los adultos ayudar al hermano mayor distrayendo al más pequeño o evitando que estas cosas sucedan.
- En los primeros meses el mayor aprendió a tener paciencia por su hermano que no comprendía muchas cosas, ahora es tiempo de que el peque sea quien aprenda a esperar y no tome nada de su hermano si este no se lo da.
- Organizar las elecciones de juegos, programas de televisión o cualquier otra actividad, para que no sea siempre el mismo quién las escoja.
- Permitir que ambos puedan invitar a sus amigos, sin hacer diferencias.
- Darnos un tiempo a solas con cada uno de nuestros hijos por separado.

Y sobre todo, buscar el equilibrio y la justicia, dándole a cada hijo lo que necesita, que seguramente no será lo mismo que necesite el otro.

Para finalizar con este tema, cuando los celos sobrepasan cierta edad y comienzan a tornarse incontrolables es aconsejable visitar a un especialista que nos guíe en la mejor forma de ayudar a nuestros hijos a superar esta etapa de la vida.

 

  • diegotorrens

    es lindo que llegue un ermano no estaras solo todos le prestan atencion a el me regañan a mi por el pero es mi ermano y tengo que quererlo. graciaspor el comentario

  • Diegotorrens

    adoro a mi ermano no lo dejaria por ningun odjeto

  • Claratorre2010

    que lindo es tu comentario